Buscar Noticia

 

 

 

Cab-denuncia-La-Provincia-25001El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, presentará en los próximos días una denuncia ante la justicia contra el periódico La Provincia porque “el periodismo mercenario no debe tener cabida en democracia, la libertad de prensa es un derecho fundamental en un Estado de Derecho, pero cuando se utiliza de manera perversa se está dañando gravemente a los cimientos de la democracia”.

Antonio Morales compareció hoy en el Cabildo de Gran Canaria tras la notificación del archivo de la denuncia por supuestas irregularidades de su etapa de alcalde en Agüimes interpuesta ante la Fiscalía por un empresario testaferro, cuyo abogado llamó al Ayuntamiento de Agüimes pidiendo una cita valiéndose de ser “amigo de Fernando Clavijo y La Provincia”, y cuyo nombre fue ocultado en la información del periódico. “Sí, a lo mejor es coincidencia, periodismo de investigación lo llamarían algunos”, apuntó.

“Nos parecía más prudente esperar al pronunciamiento de la Fiscalía”, explicó Morales, quien mostró las ocho portadas a cuatro columnas que le dedicó La Provincia aludiendo a “manchas” en sus cuentas, “ilegalidades” y “caja b” frente al “rinconcito” que ocupó este jueves el fallo en el que la Fiscalía subraya que no solo no hubo acto ilícito alguno, sino que todas las acciones fueron para atender el interés general.

“No voy a ceder al chantaje, siempre he atendido al interés general y siempre atenderé al interés general. Ser decente en política es un valor fundamental, defiendo la política decente y el periodismo decente, denuesto el periodismo golfo y ruin, el periodismo mercenario es un atentado a la Democracia”, sentenció.

Morales explicó que el informe de la Audiencia de Cuentas en el que se basó la denuncia está disponible en la web de este órgano desde 2016, que en enero de 2017 dio cuenta al Ayuntamiento de Agüimes, y que está disponible en la web del Parlamento desde marzo de 2017, mes en el que La Provincia se hace eco en páginas interiores refiriendo que la Audiencia “halla errores en la gestión” del Ayuntamiento.

Un año después, sin embargo, el periódico rescata el informe pero esta vez “vuelve a la carga virulentamente y pasa de hablar de ‘errores’ a ‘ilegalidades”, lo que además coincide con las denuncias de Morales contra el aire propanado o el caso Grúa. Obvia el periódico –prosigue el presidente-, el informe de Granadilla, que es similar, que la Audiencia no aprecia delito alguno porque estaría obligado a denunciarlo y elude que las interpretaciones de los técnicos de la Audiencia puede ser distinta a la de los técnicos municipales y que estas interpretaciones se producen en el 99 por ciento de los casos y “siempre son discrepancias formales, no delitos”.

De hecho, la Audiencia emite un informe que propone alternativas o mejoras técnicas a criterio de la propia Audiencia que “no tiene que coincidir con los municipales, por practicidad se puede simplificar o agilizar, pero eso no es incumplir, es perfectamente legal, y mucho menos una estrategia para defraudar” como apuntaba La Provincia que, “conocedora de todo esto, lo obvia y arma una campaña para hacer el mayor daño posible y pone en marcha la máquina del fango”.

A partir de ese momento, sus titulares de portada un día sí y otro también abarcan desde “manchas en las cuentas de Antonio Morales un domingo, a Morales fraccionó contratos para darlos a dedo, luego Agüimes manejó con Morales una contabilidad b, una caja b de 1,1 millones en según su titular, Agüimes prorrogó contratos de forma ilegal, pagó gastos que debían pagar el adjudicatario, además de ofrecer un análisis sobre ‘el periodista Morales y su posverdad”.

También ocupó el lugar más destacado de la portada que la Fiscalía recibía el informe de la Audiencia, sin desvelar al denunciante, y que el fiscal investigaba si había delito.

Y así, frente a este tratamiento preferente en portadas “acusatorias”, este jueves el tratamiento de la noticia de que la Fiscalía no aprecia delito alguno, sino acciones para satisfacer el interés general, la noticia fue relegada “a un rinconcito a modo de justificación”.

Es “por tanto una campaña orquestada para dañar la imagen del Gobierno insular, acallar nuestra acción de gobierno y nuestras críticas al Gobierno canario, a este periódico le importa un pimiento Gran Canaria, nació para defender la provincia y hoy está entregado a un poder que desde luego no tiene su centralidad en Gran Canaria, y al hilo la oposición intentan hacer sangre y sumándose a esta campaña”.

Pero “resulta que como plantea el fiscal, no he cometido irregularidad alguna, sino atender al interés general y ni el periódico La Provincia ni una oposición torticera van a conseguir” que deje de cumplir, subrayó, su obligación de servir al interés general. “Jamás voy a cometer una ilegalidad en el ejercicio de la función pública”, sentenció.

Antonio Morales reiteró su respeto la libertad de prensa y a la prerrogativa de que cada medio elija su línea editorial. “Nunca me habrán escuchado cuestionar la labor de un periodista, a lo sumo hemos contrastado pareceres, pero jamás llamado a un medio para que limite las acciones de un periodista, pero eso no puede amparar la vulneración de los derechos individuales desde la falsedad y la manipulación”.

“Voy a seguir defendiendo el interés de esta isla a pesar de presiones, campañas y chantajes”, garantizó Morales, quien concluyó que la situación merecía ser trasladada a la ciudadanía en toda su dimensión, que la contundencia del pronunciamiento de la Fiscalía sitúa cada cosa en su sitio y que la denuncia será presentada en los próximos días porque no puede aceptar que en un Estado de Derecho “se mancille el honor de una persona esa manera”.

 
Listado Completo de Noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre el uso de nuestras Cookies pulse, aquí.

¿Acepta las cookies de esta web?.

EU Cookie Directive Module Information